¿Qué dice la Biblia sobre la superstición?

Escrito por el 22 agosto, 2018

La superstición es algo que está presente en todas las culturas. Las creencias se han enraizado tanto en la gente, que muchas ocasiones sigue presente incluso cuando después de decidir seguir a Jesús. Por ejemplo, algunos piensan que romper un espejo o caminar debajo de una escalera significa mala suerte. Y guían sus vidas en base a las supersticiones que aprendieron. Sin embargo, como cristianos, ¿deberíamos continuar creyendo en estas cosas?

La superstición es una forma de idolatría

No tendrás dioses ajenos delante de mí.”

Éxodo 20:3 (RVR1995)

Al leer Éxodo 20:3, muchos piensan que este mandamiento solo se aplica a tener ídolos o estatuas físicas a las cuales adorar. No obstante, la Biblia se refiere a todo aquello que reemplace el lugar de Dios en nuestras vidas y corazones. Confiar en que una superstición se cumplirá es depositar la fe en ella y no en Dios. Es decir que se convierte en un dios que suple a Cristo. Nuestra actitud dice que la superstición tiene más poder que Jesús, pero no hay nadie más poderoso que él. Por lo tanto, si realmente reconocemos a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador, debemos desechar todas las supersticiones.

Aceptar esas creencias es rechazar a Dios

“Confía en Jehová con todo tu corazón y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos y él hará derechas tus veredas.” 

Proverbios 3:5-6 (RVR1995)

Al pensar que si un gato negro pasó por delante nuestro, tendremos años de mala suerte, es porque confiamos más en esa creencia que en la providencia de Cristo. La Biblia nos enseña que Dios es el único que conoce el pasado, presente y futuro. Por tal motivo, aceptar que una superstición es cierta es decirle a Dios que no lo necesitamos. En cambio, si entendemos que al darle nuestras vidas a Jesús estamos seguros, entonces no hay afirmación que pueda cambiar esta realidad.

Las supersticiones nos hacen retroceder

Desecha las fábulas profanas y de viejas…”

1 Timoteo 4:7 (RVR1960)

Cuando uno acepta seguir a Jesús, deja atrás el pasado y se convierte en una nueva criatura (2 Corintios 5:17). Avanzar hacia lo que Dios tiene preparado para nosotros implica abandonar las cosas que hacíamos antes (Efesios 4:22). Esto incluye aquellas creencias que no tienen fundamento bíblico. Si uno sigue creyendo en las supersticiones, es como caminar y nunca ir hacia adelante. Dios nos liberó del pecado que nos tenía cautivos y no quiere que volvamos a ser esclavos. Pero podemos volver a serlo si priorizamos las supersticiones sobre la verdad que dice la Biblia.


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


06AM Ibiza

Underground radio

Current track
TITLE
ARTIST